Deportes

Prefirió retirarse del fútbol para apoyar la carrera profesional de su esposa

Se trata del guardameta argentino, Esteban Ruiz Díaz

Dicen que el amor lo puede todo y por amor las personas son capaces de hacer hasta lo impensado. El caso del ahora exfutbolista, Esteban Ruiz Díaz, podría ser considerado un gran ejemplo, sin embargo, si nos ponemos analizar la situación sería muy atípico ya que casi siempre quienes sacrifican sus estudios, trabajos e incluso hasta sueños para acompañar a sus parejas deportistas, son las mujeres.

Ruiz Díaz es sin duda una excepción de la teoría y así lo dio a conocer él mismo cuando anunciara en los últimos días su retiro del fútbol profesional. La semana pasada y con tan sólo 26 años, se conoció que el arquero se desvinculó del club Alvarado de Mar de Plata, equipo que hace vida en la segunda división (Primera Nacional) del fútbol argentino.

Radical decisión

El deportista confirmó a los medios de comunicaciones locales que la decisión se originó para poder acompañar a su esposa en su desarrollo laboral y personal. Paula, la esposa de Esteban, es licenciada en Comercio Internacional, actualmente trabaja para una empresa de Estados Unidos y desde hace tiempo se le presentó la oportunidad de hacer un Máster en Santiago de Compostela, España. En el tiempo que dure ese perfeccionamiento profesional, percibirá una beca económica y, al terminar, tendrá salida laboral.

Quien hizo todas sus inferiores en el club San Lorenzo de Almagro, informó que la oportunidad de su señora esposa es muy importante y al no sentirse tan a gusto y conforme en el mundo del fútbol, la pareja priorizó la oportunidad que le generará otras alternativas de vida.

“A todos les parece raro, pero son decisiones que uno toma. Venía un poco cansado de que no se me den ciertos objetivos personales que tenía en el fútbol. En estos últimos dos años apostaba a jugar, a seguir creciendo y no se dio. Ya tengo cierta edad y siento que tengo que pensar un poco más allá”, comentó el también exjugador de los clubes Colegiales y J Urquiza.

Paula y Esteban están casados. Ella tiene la ciudadanía española, pero él no e incluso, ni siquiera conoce Europa, por lo que esta aventura que emprenderá el próximo 31 de julio estará llena de novedades en todos los sentidos posibles. “Encontraré el rumbo y veré a qué me dedico. Me gustaría estudiar el profesorado de educación física. Me gusta mucho el deporte, así que voy a ir por ese lado”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos