Entretenimiento

Kim Kardiashan y su noble causa con la selección femenil de Afganistán

La socialité ayudó a pagar el avión que trasladó a las jugadora a Gran Bretaña, tras los problemas sociales que afectan al país.

Kim Kardashian es una de las famosas más reconocidas en el mundo de la farándula, principalmente por la vida de lujos que tiene.

Sin embargo, Kim constantemente es activista, que apoya a las personas que menos recursos tienen.

Este cambio en su vida llegó en 2019, cuando tomó la decisión de prepararse para presentar el examen de estatal de abogacía en California, el cual presentará el próximo año.

De hecho, Kardashian, una vez a la semana, acude a estudiar las cartas de internos condenados a pena de muerte para intentar que se anulen sus condenas. Los reos se dirigen, directamente, a ella.

Todo esto surgió por querer seguir los pasos de su padre, Rob Kardashian, quien desempeñó gran parte de su vida como abogado.

La situación que está viviendo Afganistán tocó el corazón de Kim, por lo que tomó la decisión de ayudar al equipo de fútbol juvenil femenino.

La socialité dio dinero para el avión de las chicas, para que mujeres de 13 a 19 años llegarán sanas y salvas a Gran Bretaña, con la intención de encontrar una mejor calidad de vida.

Junto a un rabino de Nueva York y el Leeds United de la Premier League, Kardashian pagó todos los gastos de transporte.

Aproximadamente 130 personas llegaron a suelo británico, en donde pasarán 10 días en cuarentena, para después tener la oportunidad de tener una nueva vida.

Y es que, las mujeres que practicaban deporte eran mal vistas por los talibanes, ya que consideraban que era un acto de resistencia política.

Por ello, cientos de chicas han tenido que huir del país, por miedo a ser castigadas o asesinadas.

“Muchas de esas familias abandonaron sus hogares cuando el ejercito Talibán tomó control. Sus casas fueron quemadas. Algunos de sus seres fueron asesinados o apresados por ellos. Así que el peligro y el estrés eran muy altos, y por eso era muy importante moverse rápido para sacarlos de Afganistán.

“Nuestra infancia se repite de nuevo, y la historia vuelve a ser la misma de antes. Fue una época muy oscura y aterradora. Recuerdo mi niñez a la edad de ocho o nueve años, cuando los talibanes tomaron el control del país. Recuerdo haber preguntado porque tenía muchas dudas al respecto, como cualquier otra niña, sin entender la política. Utilizamos el fútbol para defender nuestro derecho como mujeres, pero también para ser la voz de las hermanas que aún vivían bajo el régimen”.

—  Khalida Popal, excapitana de la Selección de Afganistán
Tags

Lo Último


Te recomendamos