Entretenimiento

Los momentos más difíciles en la vida de Anthony Hopkins

En su juventud, Anthony Hopkins tuvo serios problemas de alcoholismo.

Sin duda, Anthony Hopkins ha sido uno de los actores más exitosos de Hollywood, pero más allá de su carrera profesional, en el ámbito personal ha tenido algunos momentos complicados.

La vida de Anthony Hopkins

El artista nació en Margam, Reino Unido, y él mismo ha revelado que creció siendo un niño inseguro y solitario, pues era hijo único.

“Sacaba notas mediocres y los deportes no se me daban bien. Miraba alrededor y creía estar rodeado de marcianos. Hace un par de años, mi mujer preguntó a uno de mis antiguos profesores, un hombre que ahora tiene noventa y tantos: ‘¿Qué tal alumno era Tony?’ y él respondió: ‘¡Un desastre!’”, declaró en una entrevista con el medio “El Correo”.

Mientras que a The New York Times dijo: “Me sentía el más tonto de la clase, quizá tenía problemas de aprendizaje, pero era incapaz de entender nada. Mi infancia fue inútil y enteramente confusa. Todo el mundo me ridiculizaba”.

Sus padres no conocían ese aspecto de él, y su madre hizo que Anthony tomara clases de dibujo, lo que lo llevó a una experiencia que marcó su vida.

“Un día llegó el novio de mi profesora de dibujo y elogió lo que yo estaba pintando. Era Richard Burton, aún aspirante a actor. Aquel encuentro fue determinante”, contó el actor.

Sus problemas de alcoholismo

Llegó un momento en el que el artista comenzó a tomar de más. “Cuando vuelvo la vista atrás, no puedo sentirme orgulloso porque hice daño a muchas personas. Yo era un borracho absoluto. Ni por asomo me gustaría volver a esa época, pero el hecho es que la temeridad y la rabia me empujaron adelante. Me llevaron a conseguir cosas. Tomé decisiones demenciales que, sin embargo, salieron bien”, dijo el actor.

Hopkins dejó la bebida en 1975, luego de que despertó en una habitación de hotel en Arizona, sin saber qué había ocurrido la noche anterior.

El papel que le dio fama internacional

El artista se dio a conocer en todo el mundo gracias a su interpretación de Hannibal Lecter en diversas cintas.

Cabe resaltar que también ganó fama de ser un hombre temperamental, por lo que algunos productores rechazaban trabajar con él, a pesar de que su talento era muy conocido por todos.

Ahora es feliz

Actualmente, Anthony Hopkins tiene 84 años y él mismo ha revelado que aprendió a ser feliz hasta los 75.

Y esto fue gracias a que en 2015 trabajó en la cinta The Dresser, lo que después lo animó a participar en El rey Lear.

Durante las grabaciones compendió porque hay personas que admiran a Shakespeare y el panorama cambió para él.

“Yo estaba llorando porque se me había caído a la arena un caramelo que me había comprado. Pienso en ese niño miedoso, que estaba destinado a crecer y a volverse un idiota en la escuela. Torpe, solitario, rabioso. Y quiero decirle: ‘No pasa nada, pequeño, lo hemos hecho bien”, declaró en una entrevista con “Interview”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos