Estilo de Vida

3 curiosidades científicas sobre algunos disfraces y decoraciones de Halloween

En el Halloween como en otros aspectos de nuestras vidas siempre hay mucha ciencia

Brujas, calabazas, zombis: son algunos de los temas recurrentes que relacionamos con la celebración anglosajona de orígenes celtas, el Halloween, que tiene su origen en la celebración celta de Samhain.

El Samhain para los celtas, tenía que ver con el final de las cosechas, y que para los celtas representaba un momento del año en el que los espíritus de los muertos estaban más cerca del mundo de los vivos. Algo muy parecido al origen del “Día de Muertos” mexicano, que se celebra alrededor de las misma fechas.

Por esa coincidencia de fechas, tanto el Día de Muertos como Samhain, terminaron fusionados con la celebración cristiana de Todos los Santos, por lo que este último adquirió el nombre de Halloween, que es una contracción en inglés de “víspera de todos los santos”.

La tradición de disfrazarse tiene algo que ver con la idea de los celtas de que era una manera de confundir a los espíritus malignos que vagaban por el mundo.

Ahora los disfraces comunes incluyen zombis, vampiros, brujas y las decoraciones calabazas -que se cosechan en otoño en el hemisferio norte-, y también telarañas. Veamos la ciencia que hay algunos de estos símbolos.

La química de las momias

Como muchas otras personas de varias culturas del mundo, los antiguos egipcios tenían ciertas ideas sobre la muerte y lo que pasaba al morir, y esas ideas influyeron en sus costumbres funerarias.

Para ellos era muy importante conservar la identidad de la persona al morir, y que su cuerpo no se descompusiera con rapidez, pues eso impediría que su alma pudiera transitar al país de los muertos.

Para eso desarrollaron las técnicas de momificación que comenzaban con la extracción de los órganos y fluidos, lo que evitaría en parte la putrefacción, pero para detenerla se utilizaba la química.

El cuerpo se rellenaba con natrón, una mezcla de sales: carbonato y bicarbonato, sulfato y cloruro, que favorece la deshidratación. Además se usaban algunos aceites que contenían sustancias con capacidad antimicrobiana, lo que detenía aún más la putrefacción.

Finalmente los vendajes que caracterizan a los disfraces de momia actuales, en realidad estaban recubiertos de resinas que se endurecían, haciéndolos impermeables para asegurar su conservación.

Vampiros y sangre

Otro disfraz común es el de vampiro: una criatura mítica que se alimenta de sangre. Su origen tiene algo que ver con la existencia de los murciélagos vampiro: que en definitiva se alimentan de sangre, aunque de ninguna manera matan a sus presas.

Los murciélagos no son los únicos animales que se alimentan de sangre: también los mosquitos hembra lo hacen, pues necesitan las proteínas que contiene la sangre para iniciar su ciclo reproductivo.

La hemoglobina es la principal proteína de la sangre, una metaloproteína porque contiene hierro, lo que le da el color rojo. Pero su olor metálico y sabor metálico, que todos conocemos aunque no seamos vampiros, no es por el hierro sino por la presencia de un compuesto orgánico: la octenona.

Brujas y telarañas

Las brujas son otro disfraz muy común en el Halloween, sin duda, sobre todo si están acompañadas de un gato negro.

Pero quizá si pensamos en la imagen estereotípica de las brujas las imaginamos preparando una poción en un cuarto oscuro y lleno de telarañas. Así que las telarañas son otra decoración común en esta época.

Quizá las brujas tienen telarañas en sus casas no es porque no hagan la limpieza, sino porque justamente octubre es una época de apareamiento para algunas arañas, por lo que es común verlas cerca del Halloween.

Y sean brujas o no, la próxima vez que vayan a limpiar una telaraña piensen en esto: es un material cuya resistencia es comparable al kevlar: un polímero sintético usado en los chalecos antibalas. Además de que es mucho más flexible.

Eso debido a que las telarañas están hechas de proteínas, que son polímeros naturales, que en este caso tienen una estructura fibrosa y elástica.

Así que ahora saben algo de la ciencia que hay detrás de algunos de los símbolos del Halloween.

Tags

Lo Último


Te recomendamos