Estilo de Vida

Científicos descubren que algunos diamantes en la Tierra realmente provienen del espacio

Su origen puede estar asociado con planetas enanos extintos

Diamantes / Imagen referencial

Los diamantes son una de las gemas más costosas debido al complicado proceso que implica llevarlas desde su etapa primaria hasta el resultado final. Pero tal parece que no solo están presentes en nuestro planeta , ya que recientes estudios determinaron que una pequeña parte de los diamantes en la Tierra realmente vienen del espacio, específicamente de otros cuerpos celestes extintos.

Al igual que el grafito y el carbón, la lonsdaleita es una forma estructural particular de carbono. Pero a pesar de ser asociada con una especie de diamante raro de forma hexagonal, la verdad es que su composición es ligeramente diferente y fuera de este mundo, literalmente.

Puede leer: ¿Qué pasaría si la Tierra dejara de girar? Esto dicen los expertos

Y es que gracias a la reciente investigación de un científico australiano se pudo determinar que si bien puede parecer como un diamante de la Tierra, sus propiedades, su formación y su origen están ligados al espacio exterior.

“Hay una fuerte evidencia de que hay un proceso de formación recién descubierto para la lonsdaleita y el diamante regular, que es como un proceso de deposición de vapor químico supercrítico que ha tenido lugar en rocas espaciales, probablemente de un planeta enano poco después de una colisión catastrófica, dijo en un comunicado Dougal McCulloch, microscopista de la Universidad RMIT en Australia.

Los coautores Andy Tomkins (izquierda) y Alan Salek (derecha) sosteniendo una de las muestras de meteoritos utilizadas en la investigación

Lea también: Científicos descubrieron cómo “crear” diamantes al investigar el clima de Urano y Neptuno

Los investigadores estudiaron la lonsdaleita en meteoritos de ureilita, una rara clase de rocas espaciales que los científicos creen que pueden contener material del manto de planetas enanos que cayeron en la Tierra hace miles de años. El equipo analizó estos meteoritos bajo el microscopio para identificar la lonsdaleita y predecir sus orígenes.

Los expertos creen que la lonsdaleita en los meteoritos se formó a partir de un líquido supercrítico a altas temperaturas y bajo mayores presiones. Este ambiente extremo permitió que se conservara la forma y textura del grafito. Eventualmente, a medida que el ambiente se enfrió y la presión se redujo, la lonsdaleita fue parcialmente reemplazada por diamante.

Tags

Lo Último


Te recomendamos