Estilo de Vida

Pastelería recibe pedido de 2 mil unidades y el cliente desapareció: remataron todo por las redes sociales

Como siempre, las redes sociales se volvieron protagonistas de esta historia.

Facebook Pasteles

Tener un negocio propio puede llegar a ser una tarea bastante estresante, pues mantener las cuentas al día y lidiar con los clientes parece algo sencillo hasta que toca hacerlo de primera mano y fue precisamente un cliente el cual le hizo una mala o hasta terrible jugada a esta pastelería mexicana, al hacer un enorme pedido y desaparecer.

Como siempre, las redes sociales se volvieron protagonistas de esta historia, pues, tanto la conversación y pedido del cliente como el curioso desenlace de lo que parecía ser una broma de mal gusto tuvieron lugar en la plataforma de Facebook, a la cual a su vez sirvió para hacer una increíble y masiva venta de pasteles.

Un cliente misterioso hace un pedido de 2 mil pasteles y luego desaparece sin dejar rastros

Otro de los problemas de tener un negocio propio, especialmente cuando se trata de uno dentro del rubro de la comida, es trabajar con pedidos grandes, pues requiere un esfuerzo muchas veces difícil de entender para los clientes, así que 2 mil pasteles sin duda fue una tarea titánica para Yadira Reyes y su emprendimiento.

Yadira lleva una pastelería, la cual consigue su mayor cantidad de ingresos gracias a las redes sociales y fue precisamente allí donde recibió un pedido de 2 mil unidades, las cuales terminaron en denuncia pública. “2 mil pasteles individuales los cuales no fueron por ellos y la persona responsable no fue a liquidar el trabajo ya realizado” explicó.

Sin perder tiempo, Yadira buscó solución rematando los pasteles “Estamos tratando de recuperar algo de la inversión y por la magnitud del pedido no queremos que se nos vaya a caducar, estamos rematando los pasteles 30 pesos ó 2 por 50 pesos”

El responsable del enorme pedido

Una situación como esta puede dejar a prácticamente cualquier negocio fuera del mercado, pero gracias a su acción rápida y apoyo de los clientes, Yadira logró ir vendiendo los pasteles en búsqueda de al menos recuperar algo del dinero que le hizo perder el culpable de todo, un hombre identificado como Jorge Zuñiga.

Explicando lo sucedido y dando nombre sin titubear, Yadira reclamó públicamente que el usuario de Facebook Jorge Zuñiga fue quien hizo el pedido para luego desaparecer sin dejar rastros y responder los mensajes. Por suerte, la pastelera pudo pasar la página.

Tags

Lo Último


Te recomendamos