Noticias

Mujer narró cómo mató a marido abusivo: “Traté de apuñalarlo en el corazón, pero no tiene uno”

Penelope Jackson, de 68 años, advirtió que no teme ir a la cárcel: “La prisión es mejor a la vida que llevaba”.

El 13 de febrero de este año, Penelope Jackson, de 68 años, asesinó a puñaladas a su marido David Jackson, de 78. Le clavó tres veces un cuchillo de cocina, en su casa, en Berrow, Somerset, Reino Unido.

La justicia británica inició el juicio contra Jackson, por homicidio, y ahí se han conocido los detalles del crimen de una mujer cansada de abusos constantes de su pareja.

En las declaraciones, la propia mujer ha dejado en claro al tribunal que no se arrepiente de sus actos y que si fuera necesario lo volvería a hacer.

Fue la mujer la que llamó a emergencias después de apuñalar a su marido y en el registro se escucha: “Traté de apuñalarlo en el corazón, pero no tiene uno”.

En la misma llamada, la mujer explica que ha sido víctima de una “relación abusiva” y comentó que “él está en la cocina desangrándose hasta morir”.

Antecedentes de violencia

En el tribunal se señaló que la policía ya había atendido hechos de violencia en la casa de Penelope, donde se habían constatado agresiones.

Brutal diálogo

En el juicio se escuchó toda la conversación que tuvo la mujer con la operadora de emergencias, mientras su esposo se desangraba.

En una parte del registro se escucha a Penelope decir: “Maté a mi esposo porque ya tuve suficiente. Podría ir y apuñalarlo nuevamente. Estoy en el salón, él está en la cocina desangrado hasta morir”.

Luego la mujer agregó: “Me amenazó antes, pero no me amenaza ahora”.

La operadora empezó a darle instrucciones de cómo ayudar a su pareja, pero Penelope fue tajante: “No voy a ayudarlo”

“Sé que esto se está grabando. Pero ya he tenido suficiente del abuso y la maldad. No estoy haciendo nada para ayudarlo”, agregó.

La operadora la insistió que socorriera a su marido, pero la mujer fue clara: “Sé lo que he hecho. Sé que quieres ayudarlo, pero desafortunadamente no lo hago. Ya tuve suficiente. Incluso podría ir y apuñalarlo por la espalda”.

La funcionaria de emergencias trató de razonar con la mujer por el costo que podría enfrentar ante un asesinato, pero Penelope estaba decidida y no cedió.

“Estoy de acuerdo en que es una solución terrible, pero es la única salida para mí. Lo quiero fuera de mi vida. Terminaré en la cárcel, pero eso es preferible a mi vida ahora”, sentenció.

Tags

Lo Último


Te recomendamos