Mundo

Canción de Ucrania en Eurovisión une a la nación

Mientras que la representación rusa está vetada en la actual edición de Eurovisión, Ucrania se erige como una de las favoritas y su canción ya se ha convertido en un himno nacional de la resistencia.

La canción melódica y optimista de la banda ucraniana Kalush Orchestra para el Festival de la Canción de Eurovisión fue escrita como un homenaje a la madre de su líder. Pero desde la invasión rusa de Ucrania, se ha vuelto un himno a la patria devastada por la guerra.

“Stefania” es el tema más visto en YouTube entre los 35 que competirán por el título de Eurovisión la próxima semana en Turín, una ciudad industrial en el norte de Italia.

Si bien algunos apostadores y analistas de datos han pronosticado que ganarán otros concursantes, la canción de Kalush Orchestra se está convirtiendo rápidamente en una favorita sentimental.

“Siempre encontraré el camino a casa, incluso si todos los caminos están destruidos”, escribió el líder de Kalush Orchestra, Oleh Psiuk, en la letra de “Stefania”.

Sus palabras se han tornado más conmovedoras a medida que los misiles golpean ciudades y pueblos ucranianos, obligando a más de 11 millones a huir desde que Rusia invadió el país.

“De hecho, algunas cosas aquí fueron escritas mucho antes de la guerra y estaban dedicadas a mi madre”, dijo Psiuk a The Associated Press en su hotel en Turín.

“Después de que todo comenzó con la guerra y las hostilidades, adquirió un significado adicional y mucha gente comenzó a verlo como su madre, Ucrania, en el sentido del país. Se ha vuelto muy cercano a los corazones de tanta gente en Ucrania”, dijo el compositor, que llevaba un sombrero de pescador rosado que cualquiera que haya visto el video de “Stefania” reconocería.

La participación de Kalush Orchestra en Eurovisión tendrá un mensaje político adicional, representando la singularidad de la cultura ucraniana frente a la afirmación belicosa del presidente ruso Vladimir Putin de que la ex república soviética siempre fue parte de Rusia.

“Stefania” incorpora viejas melodías ucranianas y tonos musicales únicos de un instrumento de viento de madera primitivo y difícil de tocar llamado telenka, interpretado por el cantante principal Tymofii Muzychuk.

Los miembros de la banda mezclan break dance con hopak, una danza folclórica ucraniana, en una actuación enérgica salpicada de interludios de rap de Psiuk. Su vestuario incluye camisas y chalecos cosacos bordados mezclados con ropa de calle contemporánea.

“Nosotros mismos mostramos que la cultura ucraniana y el código étnico ucraniano existen”, dijo Psuik. “Nuestro propósito es hacer que la música ucraniana sea popular, no solo en Ucrania sino en toda Europa. Y Eurovisión es la mejor plataforma para eso”.

Psiuk y cinco compañeros de banda, todos hombres de entre 21 y 35 años, recibieron un permiso especial de las autoridades ucranianas para viajar a Turín para participar en Eurovisión, viajar por tierra a Polonia y luego volar a Italia. Un miembro original de la agrupación se quedó atrás para pelear.

Psiuk, de 27 años, dejó atrás una red de voluntarios que organizó dos días después de la guerra para ayudar a repartir ayuda logística a personas en toda Ucrania que buscaban refugio o transporte.

Todos regresarán a Ucrania cuando termine la competencia de canciones.

“Sentimos una gran responsabilidad”, dijo Psiuk. “Es muy importante para nosotros ser lo más útiles posible para el país. Queremos representar a nuestro país decentemente”.

Kalush Orchestra es más que un grupo musical. Es un proyecto cultural que incluye estudiosos del folclore y combina deliberadamente hip hop con música, danza y atuendos tradicionales ucranianos, algunos olvidados hace mucho tiempo, según Psiuk.

El proyecto de 6 meses toma su nombre de la ciudad natal de Psiuk, Kalush, que se encuentra en las montañas de los Cárpatos, al sur de la ciudad occidental de Lviv. Es una evolución del grupo de hip hop Kalush que también lideró Psiuk.

Después de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, Rusia fue eliminada de Eurovisión en una medida que, según los organizadores, tenía como objetivo mantener la política fuera del evento enormemente popular, que el año pasado fue visto por 183 millones de personas.

Psiuk dijo que la exclusión de Rusia de Eurovisión, junto con otros eventos culturales y deportivos, podría enviar un mensaje a los rusos “que pueden decir que no entienden la situación en su totalidad… que hay una razón por la que todo el mundo, Europa, está vetándolos”.

Ucrania se unió por primera vez al Festival de la Canción de Eurovisión hace 19 años. Ha ganado dos veces desde entonces, ambas con canciones interpretadas principalmente en ucraniano por Ruslana, en 2004, y Jamala, en 2016.

Psuik atribuye el éxito de Ucrania al «carácter peculiar» de su música.

“Realmente espero que después de que la interpretemos en el Festival de la Canción de Eurovisión, la música ucraniana sea aún más popular y escuchada”, dijo el rapero.

Tags

Lo Último


Te recomendamos