Mundo

Bills buscan ratificar su buen momento y hundir a Packers

Luego de siete semanas de temporada, Buffalo es el equipo que más puntos anota, el que menos puntos permite, el que más balones intercepta, el que consigue más yardas por aire, el que permite menos yardas por tierra.

La idea está clara. Los Bills son buenos, muy buenos.

Además, está el hecho de que Josh Allen ha lanzado al menos cuatro pases de touchdown en cada uno sus dos partidos como local esta campaña y que el entrenador en jefe de los Bills (5-1) Sean McDermott tiene marca de 3-0 en encuentros de domingo por la noche y 5-0 saliendo de su semana de descanso.

La suma de todo eso da como resultado una montaña muy difícil de escalar para un equipo como los Packers de Green Bay, sumidos en una racha de tres derrotas consecutivas. Por lo mismo, no es de sorprender que el quarterback Aaron Rodgers enfrente en Las Vegas el mayor margen de desventaja en su carrera, con 10,5 puntos.

Rodgers está en territorio desconocido. Encabeza una ofensiva que promedia apenas 15 puntos en sus cuatro derrotas, el ataque aéreo de Green Bay, insignia de Rodgers y el equipo durante años, es apenas el 17mo de la liga.

Y si los Packers han logrado mantenerse de alguna manera en la contienda es gracias a una defensiva que es la tercera mejor en eficiencia de tercer down.

La marca de 3-4 de los Packers y el mal sabor de boca entre sus aficionados se reducen a una sola palabra: Ejecución.

“Cuando tienes problemas con la ofensiva, tienes que ver todos los aspectos, los detalles, y ha habido demasiados errores mentales”, declaró Rodgers el miércoles. “No soy un robot. Pienso que las personas en esta sociedad tienen problemas para escuchar la verdad en algunas ocasiones, así que voy a exigir cuentas a los muchachos”.

Si bien el rival que tienen enfrente es formidable, también representa una oportunidad única para que Green Bay empiece a darle vuelta a su temporada. Después de todo, los Packers tienen 13 victorias consecutivas en horario estelar bajo la tutela del coach Matt LaFleur.

Si eso no fuera suficiente, Rodgers tiene el segundo mejor rating en la historia en horario estelar desde la fusión de las ligas en 1970, con 106,5 puntos. El único detalle es que Josh Allen es el primero con 108.6.

___

49ers (3-4) en L.A. Rams (3-3)

Cuando se trata de temporada regular, los 49ers de San Francisco han establecido un claro dominio sobre su adversario divisional. Siete victorias consecutivas —cuatro de ellas a domicilio— son el mejor ejemplo.

Pero, cuando se trata de ganar o morir, son los Rams los que tienen la última palabra, como quedó claro en su duelo más reciente, cuando derrotaron 20-17 a los 49ers con un gol de campo a 1:46 del final para eliminar a San Francisco en la Final de la Conferencia Nacional el año pasado.

Sea como sea, el domingo habrá dos equipos en busca de revancha en el SoFi Stadium de Los Ángeles.

El coach de San Francisco Mike Shanahan tiene marca de 8-3 en su carrera contra los Rams, incluyendo un triunfo 24-9 en la semana 4. Pero su equipo viene de dos derrotas consecutivas y acumula 11 pérdidas de balón en sus cuatro derrotas, por una sola en sus tres triunfos.

El camino al éxito de San Francisco ya fue trazado: No darle al rival posesiones adicionales y permitir que una de las defensivas más dominantes de la liga haga el trabajo, como lo hizo aquel 3 de octubre, cuando capturó siete veces a Matthew Stafford y provocó dos robos de balón.

Son precisamente esas dos categorías las que el actual campeón de la NFL tiene que remediar de manera urgente, y la semana de descanso no pudo llegarle en mejor momento.

Luego de siete semanas, los Rams tienen 13 entregas de balón, la segunda mayor cantidad en toda la liga. Stafford es el quinto quarterback con más capturas (22) y el equipo no ha rebasado los 10 puntos en sus tres derrotas de este año. Es algo impensable para un conjunto que apenas hace un año promedió 27 unidades por encuentro.

___

La semana 8 de la NFL comenzó el jueves por la noche con la victoria de los Ravens de Baltimore por 27-22 sobre Tom Brady y los Buccaneers de Tampa Bay.

Los Bucs cayeron por quinta vez en seis partidos tras iniciar la campaña con una foja de 2-0. Brady, de 45 años, atraviesa por una seguidilla de tres tropiezos por primera ocasión desde 2002.

La acción continúa el domingo con el encuentro entre Broncos (2-5) y Jaguars (2-5) desde Londres. Además: Panthers (2-5) en Atlanta (3-4); Bears (3-4) en Dallas (5-2); Dolphins (4-3) en Detroit (1-5); Cardinals (3-4) en Minnesota (5-1); Raiders (2-4) en Nueva Orleans (2-5); Patriots (3-4) en NY Jets (5-2); Steelers (2-5) en Filadelfia (6-0); Titans (4-2) en Houston (1-4-1); Commanders (3-4) en Indianápolis (3-3-1); y Giants (6-1) en Seattle (4-3).

La jornada culmina con la visita de los Bengals (4-3) a casa de los Browns (2-5), que buscan su quinto triunfo consecutivo en la serie contra Cincinnati.

Chiefs (5-2) y Chargers (4-3) tienen semana de descanso.

___

El periodista de The Associated Press Bill Huber contribuyó a este despacho desde Green Bay, Wisconsin.

Tags

Lo Último


Te recomendamos