Mundo

Ciencia.-Los glaciares de montaña pierden el 2% de volumen entre 2010 y 2020

Un reproceso de datos de la misión orbital CryoSat de la ESA ha revelado que los glaciares perdieron 2.720 gigatoneladas de hielo entre 2010 y 2020, un 2 por ciento de su volumen.

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La investigación, publicada en la revista Geophysical Research Letters, también demuestra que las temperaturas más altas del aire son responsables del 89% de esta pérdida de hielo.

Los glaciares se encuentran en todos los continentes excepto en Australia. Proporcionan una fuente esencial de agua dulce. Por ejemplo, solo los glaciares de las altas montañas de Asia proporcionan agua a más de 1.300 millones de personas. Los glaciares también son importantes para industrias como la hidroeléctrica.

Por lo tanto, la desaparición de los glaciares en todo el mundo está destinada a causar serios problemas a las poblaciones locales y a quienes dependen del agua que sale río abajo.

Además, la pérdida de hielo de los glaciares está contribuyendo más al aumento del nivel del mar que la pérdida de hielo de cualquiera de las gigantescas capas de hielo de Groenlandia y la Antártida.

A pesar de que los glaciares de montaña son indicadores clave del cambio climático y son importantes para la sociedad, las estimaciones de la pérdida global de masa de los glaciares se han limitado a unos pocos estudios científicos. Esto se debe a que existen numerosos desafíos prácticos en el mapeo y monitoreo de los glaciares, que tienden a estar en un terreno accidentado complejo, y porque no hay una misión satelital específica dedicada a hacer esto.

Noel Gourmelen, de la Universidad de Edimburgo, dijo en un comunicado: "Estoy seguro de que la mayoría de la gente ha visto fotografías tomadas en diferentes momentos que muestran cómo el final de un glaciar se ha retirado con el tiempo. Y también podemos ver esto a partir de imágenes de satélite.

"Pero necesitamos medir cómo está cambiando el volumen de un glaciar para que realmente tenga sentido lo que está sucediendo".

El equipo de investigación recurrió al satélite CryoSat de la ESA, que lleva un altímetro de radar para medir la altura de las superficies de hielo. Esto funciona bien para medir el nivel del mar y la altura del hielo marino, que se utiliza para determinar cómo cambia el grosor del hielo y para medir grandes capas de hielo polar.

Sin embargo, la huella de este tipo de instrumento es demasiado gruesa para medir y monitorear los glaciares de montaña.

"Hace algunos años, desarrollamos una técnica de procesamiento de datos de CryoSat, denominada procesamiento de franjas, que ha revolucionado el uso de datos de CryoSat en terrenos helados complejos. Revela una gran cantidad de nuevos detalles sobre los glaciares", señaló el Dr. Gourmelen.

Livia Jakob, de Earthwave en el Reino Unido, explicó: "Hemos podido utilizar esta técnica para estudiar los glaciares de todo el mundo y podemos informar que, en total, los glaciares de montaña perdieron el 2 % de su volumen entre 2010 y 2020.

"Eso suma 2720 gigatoneladas en total. Esto se puede imaginar como un cubo de hielo gigante, más grande que la montaña más alta de Europa, lo cual es bastante impactante. Es importante destacar que también encontramos que la temperatura del aire, que hace que la superficie del hielo se derrita, representa el 89% de esta pérdida de hielo".

Si bien las temperaturas del aire más cálidas son responsables de este "equilibrio de masa superficial" decreciente, el equipo de investigación descubrió que algo llamado "descarga de hielo" era responsable del otro 11% de la pérdida de hielo.

Esto está asociado con los glaciares que terminan en la costa, donde las aguas oceánicas más cálidas son en gran parte responsables de adelgazar el frente del flujo de hielo.

El Dr. Gourmelen dijo: "La contribución relativa de la disminución del balance de masa superficial y el aumento de la descarga de hielo al cambio del nivel del mar es bien conocida para las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida. Ahora sabemos más sobre cómo la atmósfera y el océano se unen para derretir los glaciares. Todavía queda mucho trabajo por hacer para refinar estos números e incorporar este conocimiento en nuestras proyecciones de glaciares".

Stephen Plummer de la ESA explica: "El trabajo innovador que utiliza CryoSat en modo de altimetría de franjas demuestra el valor de su altímetro para monitorear glaciares, logrando así uno de los objetivos secundarios de la misión".

Tags

Lo Último


Te recomendamos