Mundo

EEUU: Condenan a otro policía en caso George Floyd

MINNEAPOLIS (AP) — Tou Thao, el último expolicía de Minneapolis condenado en un tribunal estatal por su papel en el asesinato de George Floyd, fue sentenciado el lunes a cuatro años y nueve meses en prisión.

Thao había testificado que simplemente sirvió como un “cono de tráfico humano” cuando impidió el paso a transeúntes preocupados que se reunieron cuando el exoficial Derek Chauvin, que es blanco, puso su rodilla en el cuello de Floyd durante nueve minutos y medio mientras el hombre negro suplicaba por su vida, el 25 de mayo de 2020.

Un video de un transeúnte capturó los gritos desvanecidos de Floyd de “no puedo respirar”.

El asesinato de Floyd provocó protestas en todo el mundo y obligó a un reconocimiento nacional de la brutalidad policial y el racismo.

En su audiencia de sentencia, Thao dijo que nunca tuvo la intención de lastimar a nadie ese día. Habló extensamente sobre su crecimiento como cristiano durante sus 340 días tras las rejas, pero negó cualquier responsabilidad por la muerte de Floyd. En comentarios divagantes llenos de referencias bíblicas, trazó paralelos con los sufrimientos y las falsas acusaciones que soportaron Job y Jesús.

“Yo no cometí estos crímenes”, dijo Thao. “Mi conciencia está tranquila. No seré un Judas ni me uniré a una multitud en autopreservación ni traicionaré a mi Dios”.

En mayo, el juez del condado Hennepin, Peter Cahill, encontró a Thao culpable de ayudar e incitar a un homicidio involuntario en segundo grado. El lunes, Cahill dijo que esperaba que Thao “hiciera algo más que predicar”.

“Después de tres años, esperaba un poco más de remordimiento”, agregó el juez.

Cahill sentenció a Thao a 57 meses, el extremo superior del rango recomendado según las pautas estatales, donde la sentencia estándar es de 48 meses, e incluso cuatro años. La sentencia superó los 51 meses que pedían los fiscales y los 41 meses solicitados por el abogado de Thao, Robert Paule.

En su fallo de 177 páginas, Cahill dijo que las acciones de Thao separaron a Chauvin y otros dos exoficiales de la multitud, incluido un técnico de emergencias médicas, lo que permitió a sus colegas seguir sometiendo a Floyd y evitando que los transeúntes brindaran asistencia médica.

“Hay pruebas más allá de toda duda razonable de que las acciones de Thao fueron objetivamente irrazonables desde la perspectiva de un policía razonable, visto bajo la totalidad de las circunstancias”, escribió Cahill.

“Las acciones de Thao fueron aún más irrazonables a la luz del hecho de que tenía el deber de intervenir para detener el uso excesivo de la fuerza por parte de los otros oficiales y estaba capacitado para brindar asistencia médica”, señaló el juez.

La sentencia que Cahill dictó el lunes se ejecutará simultáneamente con la sentencia de tres años y medio de Thao por su condena separada por un cargo federal de derechos civiles, que un tribunal de apelaciones confirmó el viernes. Su sentencia estatal fue más de los cuatro años recomendados según las pautas estatales de Minnesota.

Tags

Lo Último


Te recomendamos