Mundo

Ayo Edebiri, Gomez y Rhea Seehorn iluminan la alfombra de los Emmy

NUEVA YORK (AP) — Las estrellas de la televisión iluminaron la alfombra plateada de la 75a edición de los Premios Emmy, en medio de un mar de negro, con modelos como el vestido esculpido en 3D a la medida para Ayo Edebiri y un vestido verde brillante de Rhea Seehorn.

Edebiri de “The Bear” caminó con un vestido strapless personalizado de Louis Vuitton. Se amoldaba a su cuerpo y su falda llegaba por encima del tobillo. “Estamos encantados y lo adoramos”, le dijo la actriz a E!

Riley Keough también optó por el negro, ya que el color clásico hizo que los brillos resaltaran en los Emmy 2023.

“El negro a menudo se ve como un color ‘seguro’, pero ¿una tendencia que surgió esta noche? Piezas que complicaron esa idea con un enfoque en la forma, la textura o la transparencia, como Riley Keough en Chanel semitransparente, Ayo Edebiri en Louis Vuitton personalizado con una intrigante forma de bulbo y Jenna Lyons haciendo la tendencia transparente como solo ella puede hacerlo”, dijo Veronique Hyland, directora de artículos de moda de Elle y autora del libro “Dress Code”.

Niecy Nash-Betts se entregó al estilo del viejo Hollywood con un vestido entallado con falda de sirena de Greta Constantine de terciopelo con volantes. Lo combinó con guantes largos de terciopelo a juego con detalles de volantes de satén, con el que recogió su Emmy a mejor actriz de reparto en una serie limitada por “Dahmer – Monster: The Jeffrey Dahmer Story”.

BRILLO, BRILLO Y MÁS DESTELLOS

Seehorn de “Better Call Saul” iba toda en color, con las lentejuelas brillantes de su vestido de manga larga y cuello alto de Naeem Khan. Cuando se trata de su apariencia, le dijo a The Associated Press, no legusta que las cosas “se caigan”. Poder usar el baño es otro requisito de moda.

“Me encanta vestirme elegante”, dijo.

Tenía una hermana en verde brillante con Jessica Chastain, quien llevó un vestido Gucci personalizado de Sabato De Sarno. Iba adornado con lentejuelas y flecos de cuentas.

“Me encantó cómo lo combinó con aretes en otro tono de verde. Parecía una reina de la música disco”, dijo Cassie Anderson, directora de moda de Cosmopolitan.

Las huelgas de guionistas y actores de Hollywood del año pasado retrasaron la gran gala de la televisión, desatando la energía de la moda de alto volumen en esta temporada de premios. Había estampados metálicos, florales y, sí, caudas.

Dominique Fishback lució un vestido halter azul pálido de Miu Miu con un escote pronunciado y una amplia cauda. Joy Sunday llevaba un estilo optimista de pantalón blanco con los hombros descubiertos y dos bandas que descendían de su espalda. Lo mismo hizo Tom Colicchio con una chaqueta de terciopelo rojo.

El actor mexicano Cristo Fernández llevaba una chaqueta marrón con detalles en negros y pantalones negros.

¿ES EL ROJO EL NUEVO ROSA BARBIE?

Janelle James, de “Abbott Elementary”, fue una de las estrellas que eligió el rojo.

“Es Rodarte. Acabo de aprender a decir eso”, dijo James entre risas. Sus joyas, incluido un colgante de pera, eran de Fred Leighton.

Sarah Snook también estaba vestida de rojo por Vivienne Westwood. Sus tirantes delgados estaban ligeramente fuera del hombro y la falda de su vestido era amplia y plisada. El estilo rojo de Meghann Fahy llegó con rosetas rozando su escote palabra de honor. Suki Waterhouse, en avanzado estado de embarazo, destacó con un Valentino rojo con peto y la espalda descubierta.

“El rojo fue grande en la alfombra de los Globos de Oro y de nuevo en los Emmy, como rojos muy clásicos, vampiros e inspirados”, dijo Maggie Coughlan, editora Vanity Fair. “El verano se sintió como el rosa de Barbie, y no sé si el rojo es una respuesta a eso. Es una especie gran tendencia que se avecina, está cerca del rosa, pero sigue siendo muy elegante. Es como si el rosa bebé tuviera su momento y estuviéramos listos para otro color audaz”, dijo.

Issa Rae optó por un champán neutro y dejó que las plumas de su caftán hablaran por sí solas. Revoloteaban con un tul bordado sobre la alfombra. Su look alado era de Pamella Roland.

“Tenemos un momento de perla. Tenemos un poco de lentejuelas. Simplemente deslumbrado. Sentí que quería dar un poco de drama, ya sabes”, dijo.

FASHIONISTAS

Hannah Waddingham, que rara vez decepciona en una alfombra roja, fue fiel a su estilo con un escote pronunciado y brillo en un traje hecho a la medida por Marchesa. Quinta Brunson, otra destacada de la moda, lució un delicado vestido rosado con un pequeño acento de cinturón de Dior. Era un poco del viejo Hollywood y un poco de Betty Boop.

Ali Wong lució un Louis Vuitton con top plateado y falda azul con estampado floral. Aubrey Plaza, según Hyland, apostó por lo “ingenioso” de la colección primavera-verano 2024 de la marca. Su vestido columna de color amarillo pálido estaba coronado con un babero y un pin de gran tamaño en el pecho.

“Encajaba muy bien. Me encantó en el momento en que me lo puse”, dijo. Sus joyas de Chopard incluían un par de pendientes. En sus pies llevaba unas sandalias altas de plataforma negras. Se estaba recuperando de una lesión, por lo que los tacones se quedaron en casa.

COLMAN DOMINGO LO VUELVE A HACER

Colman Domingo lució Louis Vuitton personalizado en negro, dos pulseras de perlas en una muñeca y un broche en una solapa. Era uno de los favoritos de Yang-Yi Goh, editor de estilo de GQ.

“Colman Domingo se ha visto muy bien durante toda esta temporada de premios, y lo volvió a hacer en los Emmy con algunos accesorios realmente hermosos y una silueta más larga”, dijo. “Donald Glover se veía increíble. Asumió un gran riesgo con esta hermosa chaqueta bordada y zapatos con tacón, y creo que realmente valió la pena”.

Jenna Ortega deslumbró con un Dior sin tirantes y una falda moldeada en elegantes tonos pastel con grandes adornos. “Este fue el último vestido que me probé. Es una obra de arte. Literalmente se sostiene por sí mismo”, dijo.

MARAVILLAS DE MODA

Selena Gomez apareció en un impresionante modelo de Oscar de la Renta. Era strapless con 450.000 lentejuelas rubí sobre una base transparente. Entre las pocas joyas llamativas de la noche estuvo su collar Jean Schlumberger de Tiffany “Bird on a Rock” con una piedra central de morganita de 35 quilates.

Entre los que hicieron algo diferente destacó Jennifer Coolidge en Etro. Su vestido negro, sí, pero con mangas largas en tul con volantes y estampado de dalia.

Otros que fueron a dar un paseo por el jardín incluyeron a Simona Tabasco de “The White Lotus” con un estilo de Marni con enormes flores.

Entre los caballeros que se destacaron en la alfombra: la chaqueta de esmoquin del presentador Anthony Anderson estaba adornada con un gran estampado floral rojo y verde en las mangas y los brazos.

Kevin Huynh, director de moda de InStyle, encontró mucho romance poderoso. Notó una poco de blanco en medio del negro. Sheryl Lee Ralph eligió un vestido marfil personalizado de Christian Siriano.

“Los metálicos brillantes también deslumbraron durante toda la noche en artistas como Natasha Lyonne en Schiaparelli y Laverne Cox en Thierry Mugler vintage”, dijo.

La conclusión de Huynh: “El glamour clásico de Hollywood está de vuelta”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos