Mundo

GB: Empresa se disculpa por error que resultó en la condena de empleados postales

LONDRES (AP) — Fujitsu, la compañía cuyo sistema informático contable defectuoso resultó en la condena errónea de cientos de empleados postales en Gran Bretaña, pidió disculpas a las víctimas el martes por su papel en el error judicial más grande de la historia del país y dijo que sabía desde hace tiempo que el software tenía fallas.

Paul Patterson, director para Europa de la compañía japonesa, comentó a una comisión de legisladores que la empresa tiene la obligación de ayudar a indemnizar a los gerentes que, durante décadas, padecieron las fallas del sistema contable, que fue lanzado en 1999, y fueron declarados culpables de robo o fraude.

“Creo que existe la obligación moral de que la compañía contribuya”, comentó Patterson. “A los subjefes de correos y sus familias, Fujitsu quiere pedirles perdón por nuestra parte en ese terrible error judicial”.

Patterson dijo que había hablado con sus jefes de Japón y que Fujitsu sabía “desde el inicio” que el sistema, conocido como Horizon, tenía “fallas y errores”, y que había ayudado a la Oficina Postal en sus procesos judiciales contra los gerentes de sucursales después de que encontraron pérdidas inexplicables en sus cuentas.

“En verdad lo lamentamos”, señaló.

El director general de la Oficina Postal, Nick Read, dijo que se han destinado unas 1.000 millones de libras (1.300 millones de dólares) para indemnizar a los gerentes y confirmó que no tendrá más procesos judiciales. También dijo que está buscando reemplazar el sistema Horizon en sus oficinas, pese a los cambios que se han realizado en el sistema contable.

Se tiene previsto que una investigación oficial sobre el escándalo designe culpables. Además, el Comité Empresarial y de Comercio del Parlamento británico está tratando de determinar cómo acelerar la indemnización para las víctimas.

Después de que la Oficina Postal implementó el sistema informático Horizon para automatizar la contabilidad de ventas, los gerentes locales comenzaron a encontrar pérdidas inexplicables que sus jefes les responsabilizaron de cubrir.

La Oficina Postal aseguraba que Horizon era confiable y acusó a los gerentes de ser deshonestos. Entre el 2000 y 2014, más de 900 empleados postales fueron acusados erróneamente de robo, fraude y contabilidad falsa. Algunos fueron enviados a prisión, mientras que otros se vieron obligados a declararse en quiebra.

Tags

Lo Último


Te recomendamos