Mundo

Kenia: Acusarán a 95 personas de una secta apocalíptica por muerte de 429 feligreses

NAIROBI, Kenia (AP) — El director de la fiscalía general de Kenia ordenó el martes que 95 personas de una secta apocalíptica sean acusadas de asesinato, homicidio culposo, radicalización, crueldad y tortura infantil, entre otros delitos, por la muerte de 429 presuntos feligreses.

El director Mulele Ingonga respondió a la presión de un magistrado del condado costero de Kilifi, que dijo al ministerio que acusara a los sospechosos en un periodo de dos semanas o la corte los iba a dejar en libertad.

Desde los arrestos en abril, los fiscales habían pedido a la corte permiso para mantener detenidos al líder de la iglesia Paul Mackenzie y a otras 28 personas mientras revisaban el caso que conmocionó a los kenianos con el descubrimiento de fosas comunes y afirmaciones de hambruna y estrangulación.

El magistrado principal Yousuf Shikanda rechazó la última solicitud para mantener detenidos a los sospechosos por otros 60 días, señalando que había dado tiempo suficiente para completar las investigaciones.

El caso emergió cuando la policía rescató a 15 feligreses emancipados de la iglesia de Mackenzie en el condado de Kilifi, en el sureste de Kenia. Cuatro murieron luego de que el grupo fue trasladado a un hospital.

Sobrevivientes dijeron a los investigadores que el pastor les dio instrucciones de que ayunaran hasta morir antes de que el mundo acabe para que pudieran conocer a Jesús.

Una búsqueda de la remota y boscosa zona encontró decenas de fosas comunes, han dicho las autoridades. Las autopsias realizadas en algunos cuerpos mostraban indicios de hambruna, estrangulación y asfixia.

Otros cargos que los sospechosos enfrentarán incluyen agresión causando graves dones años corporales y participar en actividades de crimen organizado.

Por separado, Mackenzie cumple una sentencia de un año en prisión tras ser declarado culpable de operar un estudio de cine y producir películas sin una autorización válida.

Tags

Lo Último


Te recomendamos