Mundo

Arsenal da cátedra ante el West Ham; United sigue soñando con clasificar a la Liga de Campeones

Una victoria de récord para el Arsenal. Un triunfo crítico para el Manchester United.

Después de que el Arsenal goleó 6-0 al West Ham en su victoria más amplia de visita en su historia, el United venció 2-1 al Aston Villa en un resultado importante en su intento de clasificar a la Liga de Campeones.

Arsenal puede ser que esté en su mejor momento de la temporada. El fin de semana el equipo de Mikel Arteta le propino apenas su segunda derrota de la temporada al líder Liverpool y con lo que cerró la brecha en la pelea por el título de la Liga Premier y ahora estuvo fuera de control en el Estadio Olímpico, que comenzó a vaciarse cuando el West Ham se puso abajo 4-0 antes del medio tiempo.

Bukayo Sako tuvo un doblete y Declan Rice —exjugador del West Ham— añadió el sexto.

El Arsenal se encuentra dos puntos detrás del Liverpool, al igual que Manchester City. Los tres contendientes ganaron este fin de semana.

Las aspiraciones del United son terminar entre los primeros cuatro —o cinco— para avanzar a la Liga de Campeones y hubiera sido un golpe a sus aspiraciones si hubieran perdido en el Villa Park.

Ahora sólo hay cinco puntos de diferencia —en lugar de 11— entre el United, que es sexto, y el Villa, que es quinto, tras el cabezazo de Scott McTominay al 86 para el tercer triunfo consecutivo de su equipo en la liga. Rasmus Hojlund abrió el marcador por el United y suma cinco duelos seguidos anotando.

RICE REGRESA

Los molestos aficionados del West Ham comenzaron a dejar las gradas por montones antes del medio tiempo, mucho antes de que su exestrella condenara al equipo a la peor derrota de su historia.

Rice corrió y se encontró con el balón antes de disparar desde larga distancia para sellar la vergonzosa derrota.

Rice llegó a ser el mejor jugador del West Ham y con su inalcanzable energía y veloces carreras. Ahora fue parte de la clínica del Arsenal y los aficionados lo abuchearon en cada toque.

Los disparos a balón parado de Rice ayudaron en los goles de cabeza de los centrales William Saliba y Gabriel Magalhaes antes del medio tiempo. Trs el segundo de Saka, Rice anotó, pero decidió no celebrar y colocó sus manos en el aire como disculpándose. Incluso recibió algunos aplausos cuando salió de cambio.

Rice firmó en julio por un estimado de 105 millones de libras (138 millones de dólares) y parece que fue un dinero bien gastado.

Tags

Lo Último


Te recomendamos